Agregar verduras en los almuerzos de los niños para mejorar su salud

las verduras que tienen que comer lo niños y niñas

Uno de los clichés más grandes del mundo es que los niños odian las verduras y es que esta desafortunada realidad deja a los padres a encontrar maneras creativas para que sus hijos coman más frutas y verduras.

Las verduras mejoran la salud

Mientras que los niños están abiertos a comer frutas porque la mayoría son dulces, darles verduras y algunas frutas específicas es una tarea difícil.

Completar esta tarea difícil ciertamente vale la pena y es que a medida que los niños crecen, necesitan comer una dieta equilibrada para poder desarrollarse normalmente. La falta de alimentación adecuada puede conducir a trastornos nutricionales o a algunas enfermedades graves más adelante en la vida.

Una estrategia que puede ayudar a abordar este problema es organizando un almuerzo escolar saludable. Así que debes elaborar un programa en el que encuentres como introducir estos productos en el almuerzo de tus niños sin que se den cuenta. Esto hace que los verdes sean menos intimidante para los niños, especialmente si ven que otros niños también lo comen.

Esto les permite desempeñarse mejor en clase porque están bien alimentados con ingredientes de calidad e ingredientes saludables y es que hay muchos beneficios que vienen con una dieta saludable basada en vegetales para los niños. En las últimas décadas, los niños han sido alimentados con alimentos cada vez más conservados y procesados ​​que carecen de nutrientes importantes.

Pero en años aún más recientes, muchos padres han comenzado a identificar este problema y están buscando soluciones tales como programas de entrega de almuerzo escolar en grupo.

El vínculo entre las verduras y la salud

Estudios realizados por la Universidad de Harvard han demostrado que existe un poderoso vínculo entre comer muchas verduras y reducir las posibilidades de desarrollar cáncer.

Una posible razón de esta correlación es que hay algunas frutas y verduras que tienen propiedades que previenen el cáncer. Sin embargo, los estudios no han identificado las frutas y hortalizas específicas por lo que es importante tener una variedad.

Otra ventaja de tener un almuerzo escolar saludable es que se ha demostrado que los niños y adultos que comen más frutas y verduras logran mantener su presión arterial dentro de límites aceptables. Con más personas que sufren de presión arterial alta, la inclusión de verduras en la dieta de los niños es probable que tenga un efecto positivo más adelante en la vida.

Los niños son normalmente susceptibles a enfermedades comunes como tener dolor de garganta y la gripe común y es que las investigaciones hechas durante muchos años han demostrado que los niños que comen consistentemente frutas desarrollan una resistencia para estas condiciones.

Algunas frutas como los limones son conocidos por ofrecer alivio de condiciones como un resfriado común o un dolor de garganta. Las verduras también son buenas para la digestión y los niños que comen un montón de verduras son menos propensos a sufrir de complicaciones del estómago.

Es importante señalar que la preparación de frutas y verduras requiere de un alto nivel de higiene. Los frutos deben ser lavados con gran cuidado para asegurarse de que no causan una molestia estomacal en los niños, por lo que es importante mantener una buena higiene para mejorar la salud de nuestros pequeños.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*