Cambio climático: aumento extremo de las temperaturas en el ártico

cambio climatico

Durante los años 2014 y 2018, la temperatura en la región Ártica ha sido la más alta desde el año 1900. Acorde a lo descrito por la Administración Atmosférica y Oceánica Nacional de los Estados Unidos.

Atención con el cambio climático

En su informe anual, describe que las temperaturas del aire en la región Ártica aumentan cada vez más, inclusive, el doble que en otras regiones del mundo.

La mala noticia es que entre este lapso de tiempo el Ártico ha registrado en los cuatro años temperaturas más altas en comparación a los últimos 100 años. Según investigaciones realizadas por la NOAA, la segunda temperatura mayor de aire y la segunda menor en cuanto a la menor capa de hielo registrada,  constituyen desde 1900, el mayor deshielo, según agencias del Gobierno de los Estados Unidos.

Acorde a lo que estipula NOAA, la temperatura media entre octubre de 2017 y septiembre del año 2018 registrado fue de 1,7 grados Celsius, mayor que la media entre 1981 y 2010, lo que lo ubica en el año más cálido desde 1900.

Esto fue reportado de la misma forma por la Cumbre del Clima COP24 realizada en Katowice, Polonia, en la que se busca crear acuerdos que se establezcan a nivel mundial para reducir las terribles emisiones de dióxido de carbono, consecuencia inequívoca del aumento de la temperatura en el Ártico y que refleja la grave situación del cambio climático.

Según informes de la NOAA, uno de los problemas que se cierne alrededor del Polo Norte ante las nuevas amenazas climatológicas que se aproximan por el cambio climático, previstos e imprevistos, se reflejan  en la merma hasta de un 50% de las manadas de caribú y de los renos en los últimos 20 años.

Cada vez que vivimos “eventos” meteorológicos, coincide con el aumento de la temperatura atmosférica, lo que genera que las temperaturas fuera del círculo ártico sean invernales y constantes como el registrado en el año 2018 en EEUU y en Europa en marzo de este año.

Además, que las cálidas aguas han causado el desplazamiento de algas marinas al Norte que en consecuencia están afectando la vida marina

La amplificación Ártica y el aumento de la temperatura en el planeta

Alarmante es el informe de la directora ejecutiva interina por la ONU, Joyce Musa, quien expuso que lo que suceda de ahora en adelante en el planeta dependerá de la región Ártica debido a que no se puede evitar de ninguna forma.

Que siga aumentando la temperatura entre los 3ºC y 5ºC, independientemente de que se logren reducir los gases del efecto invernadero acordados en París.

De no tomarse en serio la advertencia, parte de las consecuencias serían: la total extinción del arrecife de coral, además, de las posibles muertes de más de diez millones de personas debido a las inundaciones o contar cada vez menos con zonas aptas para cultivos de cereales.

Hay que ser conscientes que con sólo medio grado de más de temperatura, las consecuencias serían terribles para la vida en el planeta.

Sólo desde 1951 a 1980, según Anthony Del Genio, experto en clima del Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA,  el calentamiento del Ártico ha aumentado el doble en comparación con los trópicos, lo que significa que el aumento de la temperatura del globo terrestre es de 1°C, tomando como referencia el período desde el año 1880, (dos tercios fueron en 1975).

A este fenómeno se le conoce como Amplificación Ártica, una especie de retroalimentación que explica la especial vulnerabilidad de esta región al calentamiento global.

El impacto de la Luz

Para que pueda entenderse de qué forma trabaja la retroalimentación, diremos que al derretirse el hielo de forma inmediata, este permite que se vea la superficie del Océano, pues cuando se refleja la luz en el hielo, libera gran parte del calor que sube a la atmósfera, mientras que la oscuridad del océano la absorbe.

Sólo es importante que se entienda que dicha amplificación no es un hecho sencillo, al contrario, representa varias cosas, como la cantidad de luz que refleja el hielo, o si se encuentra o no fraccionado en pequeñas partículas como la nieve, ya que refleja el 70% de la luz mientras que más del 90%  de esta la absorbe el océano.

Pero lo claro o lo oscuro del hielo o del océano no es un factor determinante para la amplificación Ártica, por lo que Del Genio expresó, que se creía que eran predominantes, encontrándose que el hielo marino se encuentra cubierto totalmente de nubes, por lo que cuando el océano cubre el hielo, no se refleja la luz.

Por ejemplo, cuando un avión sobrevuela el Atlántico notarás que las nubes no te permiten ver la superficie del océano.

Mientras tanto, Aiguo dai, un investigador de la Universidad de Albany (EE.UU.), indicó que dicha amplificación pasa sobre todo en los meses que  van de octubre hasta abril, que es el momento en el cual la luz solar es menor, pero cuando el hielo se derrite, es debido a que el calor está escapando desde el océano y por supuesto, hay mayor calentamiento, lo que produce el calentamiento global o efecto invernadero, pues a mayor exposición del agua, mayor calor se libera a la atmósfera, sobre todo, en la época de frío.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*