Coaatm.es

El mejor sitio web de Articulos

Cómo fabricar una ballesta paso a paso

Cómo fabricar una ballesta paso a paso

Desde la época de los romanos las armaduras occidentales han llamado mucho la atención, sobre todo la que conocemos como ballesta, la cual hoy en día ha retomado la importancia que tuvo hace muchos años, convirtiéndola así en uno de los juegos favoritos de los europeos.

No solo el uso de la ballesta es el interés de muchas personas hoy en día, también lo es su diseño y fabricación, actividad que una gran cantidad de personas están interesadas en hacer, pero que por desconocimiento del tema finalmente no se atreven.

Fabricar una ballesta no es un proceso muy complicado de completar, solo se necesita de las herramientas y los materiales adecuados para ello, además de seguir algunos pasos que permitirán obtener el arma final.

Pasos y herramientas para crear una ballesta

Si eres uno de esas personas que están interesados en cómo fabricar una ballesta paso a paso, continúa leyendo este artículo donde te diremos todo lo que necesitas, para que al terminar tengas un arma occidental creada con tus propias manos, y que será totalmente funcional.

Herramientas necesarias

  • Taladro
  • Sierra
  • Brocas de 1/2, 5/16 y 3/16
  • Papel de lija
  • Cincel de madera
  • Mazo de madera

Materiales a utilizar

Para la fabricación de la ballesta necesitarás unos materiales específicos, los cuales te servirán para construir el arco del arma, su culata y el gatillo, según las dimensiones que vaya a tener la misma, así que las medidas que aquí te mencionaremos son solo una referencia para ti.

  • 1 madera 2 x 4,17 de largo
  • 2 maderas duras de 3 x 3 con 1/2 de grosor
  • 2 espigas de madera dura de 5/16 y 2 de largo
  • 3 clavijas de madera dura de 3/16 y 2 de largo
  • 1 clavija redondeada o semicircular de 3/8 y 30 de largo
  • Tapones de goma
  • Clavijas de 5/16 x 3
  • Cuerda de albañil

Pasos para la fabricación de la ballesta

Una vez que se tienen todos los materiales y las herramientas, puedes comenzar a realizar cada uno de los pasos a continuación, para que en poco tiempo estés disfrutando de tu ballesta:

Paso 1

Lo primero que tienes que hacer es utilizar la sierra para cortar lo que será el cuerpo de la ballesta, lo cual se te hará más sencillo si realizas un diagrama previo del mismo.

En esta parte de la ballesta tendrás que hacer un orificio de 1/2 centímetro de diámetro, que es donde posteriormente encajarás la clavija para que se convierta en el arco.

Paso 2

Ahora tienes que realizar la ranura en el cuerpo de la ballesta, para ello utiliza el taladro de pala y haz la ranura de 3 1/2 cm, comenzando con unos orificios que se apoyen entre ellos, para después con la ayuda de un cincel terminar de quitar el excedente de madera.

Lija todo el interior de la ranura para que quede el espacio más suave y estilizado.

Paso 3

Con la ayuda de la sierra comienza a cortar el gatillo de la ballesta, así como el rodillo de las dos piezas de madera dura que tienes, y después coge el taladro de 5/16 para hacer un agujero de pivote en cada una de las piezas.

Paso 4

Después, debes proceder a ensamblar el gatillo y el rodillo de la ballesta en el cuerpo de esta. Asegúrate de alinear de forma cuidadosa ambas piezas para que el rodillo solo pueda avanzar una vez que el gatillo se apriete.

Toma el taladro y haz orificios de 5/16 y 3/16 en el cuerpo de la ballesta, luego coloca dos clavijas de 5/16 para que el gatillo se mantenga en su lugar al igual que el rodillo, y usa otras dos clavijas de 3/16 para que funcionen como tapones.

Paso 5

Con el cuerpo de la ballesta listo puedes comenzar a colocar los accesorios del arco, lo cual debes empezar con una clavija de 30 y con la cuerda, que van colocadas en el orificio de 1/2 que realizaste en el paso 1.

Toma el taladro y haz dos orificios de 3/16 en el arco de 1/2 pulgada aproximadamente en el extremo. Inserta el arco en el orificio que está en el cuerpo de la ballesta, verificando que quede completamente centrado.

Ahora tienes que fijar el arco con un pasador de 3/16 y lija su lado plano. Empuja en el orificio de 1/2 hasta que consigas que la clavija mantenga fijado el arco en el lugar que le corresponde.

La cuerda de albañil debes colocarla en el arco insertándola en sus extremos por los orificios que posee, y atándola de forma segura para que no se desprenda de dicho lugar.

Paso 6

Para la ballesta necesitarás también un perno, el cual debes hacer con las espigas de 3 cm de largo que posees, comenzando por realizarle una ranura en uno de sus extremos, la cual servirá para que la cuerda pueda descansar, y en el otro extremo tienes que colocar un tope de goma.

La parte sin filo del perno se tiene que colocar junto al rodillo de la ballesta, asegurándote de que sea detrás del arco, y la cuerda debe situarse en el extremo que está detrás del perno.

Verifica que la cuerda tenga la tensión necesaria que requiere el arma occidental que estás fabricando, asegurándote de que no sea demasiada, ya que eso podría ocasionar que se agriete el arco y que la ballesta pierda potencia.

Con estos sencillos pasos en poco tiempo habrás terminado de fabricar una ballesta y puedes comenzar a utilizarla. Solo ten cuidado de a donde apuntas para que no ocurran accidentes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*