Coaatm.es

El mejor sitio web de Articulos

¿Cuándo pueden viajar los niños en el asiento delantero sin silla?

¿Cuándo pueden viajar los niños en el asiento delantero sin silla?

Entre las obligaciones que se encuentran en las normativas de Tráfico, está la obligación de que los niños realicen cualquier tipo de desplazamiento en una silla homologada y correspondiente, para lograr la mayor seguridad y el menor riesgo de accidentes.

Para determinar hasta cuando un niño debe utilizar una silla para desplazarse en un coche o cualquier otro tipo de transporte, se deben atender a ciertos aspectos como su estatura, y la edad que este tenga.

Si quieres saber cuándo es el momento para que tu niño deje de viajar en una silla y pueda viajar sentado en un asiento del vehículo, así como también en la parte delantera del mismo, lee atentamente este artículo.

¿Cuándo un niño puede viajar en el asiento delantero?

Si bien las normativas varían constantemente con respecto a la seguridad vial, estos cambios no son tan radicales en lo referente a cuándo un niño puede pasar de viajar en el asiento trasero de los vehículos, a tener la posibilidad de hacerlo en el asiento delantero.

La ley de Tráfico actual es muy clara con respecto al concepto de cuándo un niño se encuentra en perfectas condiciones para viajar en la parte delantera de un coche, es decir, en el asiento perteneciente al copiloto, y para ello se tienen en cuenta dos parámetros diferentes.

Un niño puede ocupar el asiento delantero del copiloto en un vehículo cuando llegue a medir más de 135 centímetros de altura, esto quiere decir que es mucho más importante la medida del niño que la edad, por lo que lo que se tiene que priorizar es su estatura.

Cuando llegue a los 135 centímetros indicados por la normativa, no importa cuál sea la edad del niño, aunque según varios estudios, lo más factible es que los pequeños lleguen a esa estatura a los 12 años.

Si el niño no tiene 12 años y no cuenta con la altura requerida por las autoridades de tráfico, también puede viajar en la parte delantera, pero no en el asiento de forma libre, sino que se debe contar con una silla especializada, es decir, un sistema de retención infantil, pero solamente en el caso de que todos los asientos de la parte trasera estén ocupados.

Si las personas no cumplen con esta normativa y el niño no está lo suficientemente bien inmovilizado en el asiento delantero, sin alcanzar los 135 centímetros que marca la dirección de Tránsito, podrán inmovilizar el coche o recibir una sanción económica muy importante.

Por qué debe cumplirse esta normativa

Cuando un niño no supera los 135 centímetros, su posición en el coche puede verse comprometida, y correr varios riesgos. Uno de los más importantes es que al no llegar al suelo, el cinturón de seguridad no cumpliría con su función de sujeción, y de protección de lesiones grabes.

Esto se debe a que al no contar con los pies en el suelo, del coche, los niños puedes salir despedidos fácilmente en caso de que se produzca cualquier tipo de accidente. Esto quiere decir que la normativa no se trata de un capricho, sino de una necesidad específica que al no cumplirse, puede traer graves consecuencias en los niños.

Es por ello que si no se cuenta con los sistemas de retención infantil adecuados o no se utilizan los cinturones que se deben usar, así como también en el caso de que no se cuente con las sillas homologadas, para Tráfico la infracción puede llegar a ser de grave a muy grave, y las sanciones van desde la pérdida de tres puntos en el carné de forma automática hasta una multa económica que puede llegar a ser de hasta 200 euros.

Sistemas de retención infantil para que los niños viajen adelante

Aun cuando todavía no cumplan con la normativa, los niños puedes viajar adelante en el vehículo, pero para ello, es obligatorio que el coche cuente con un sistema de retención infantil, es decir, asientos o sillitas adaptadas especialmente, para lograr una sujeción perfecta del niño.

ninos en la parte delantera del coche

Es importante destacar que en los últimos años, un gran porcentaje de los accidentes de tráfico tuvieron que ver con menores que viajaban en la parte de adelante, tanto de coches como de furgonetas, sin la correcta utilización de estos sistemas de sujeción, ni de los cinturones especialmente diseñados.

En algunos casos, se trata de errores de información, pero la mayoría de las oportunidades tiene que ver con negligencia por parte de los padres.

Los sistemas de sujeción son muy fáciles de instalar en la parte delantera del coche y ofrecen grandes beneficios, pudiendo prevenir lesiones graves y morales entre un 50%  y un 80%.

Para que este sea el correcto, debes comprar aquellos sistemas que se encuentren homologados, y cumplan con todas las normativas establecidas por tráfico. Te recomendamos mirar distintos modelos y elegir aquel que sea el adecuado para el tipo de vehículo que conduces, ya que no todos son compatibles con todas las marcas de vehículos, o con todos los modelos de asientos.

Puedes encontrar SRI anclados con LATCH o ISOFIX, que son sistemas especialmente diseñados para un anclaje seguro y eficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*