Para una buena economía no hay nada mejor que ahorrar dinero

ahorrar-para-tener-una-buena-economia

No hay nada que buenos hábitos no puedan arreglar y para realizar estos buenos hábitos primero se necesita seguir buenos consejos y ser constantes en cumplirlos.

Adquirir el hábito de ahorrar desde cero

Ahorrar se puede realizar desde cualquier lugar y cualquier momento y es que los planes de ahorros se realizan para economizar los gastos que toda casa debe tener. Además, todos estos trucos son sencillos para aplicar en el día a día y no representa ningún sacrificio.

Cualquiera que no esté acostumbrado a economizar su vida en casa seguramente verá esto como un verdadero esfuerzo, ya que es necesario dejarse de lujos innecesarios como los caprichos o un teléfono móvil caro.

Las cosas que verdaderamente hacen la diferencia entre ser felices e infelices son las cosas sencillas.

  1. Lo que no hace feliz realmente: comprar el nuevo modelo de teléfono móvil, ropa demás y de marcas caras, tecnología innecesaria…
  2. Lo que hace feliz realmente: ver el mundo, conocer todo lugar cerca de casa, bailar, , cantar, las películas, reír, los amigos…

Las personas que han adquirido este estilo de vida sencillo y sin complejos han reportado más felicidad que los que ‘’gozan’’ de gastar dinero en cosas que en realidad no son necesarias.

Para eso se tendrán que hacer algunos cambios en los hábitos diarios y adquirir otros nuevos.

Gastos que se pueden eliminar

  1. Viajes fuera del país.
  2. Ropa excesiva o cara.
  3. Regalos.
  4. Las vitaminas que resultan no ser necesarias para la salud.
  5. Revistas y periódicos.
  6. La gasolina. Para eso están los pies.

Gastos ineludibles

  1. La comida.
  2. La comunicación por internet o móvil.
  3. Transporte.
  4. Productos de higiene fundamentales y no fundamentales como perfume y maquillaje.
  5. La diversión.
  6. Facturas de gastos importantes.
  7. Seguros de vida.

Ahorrar desde casa con los siguientes consejos

  1. Comer en casa y no en restaurantes.
  2. Vender todo lo que no utilizamos.
  3. Apagar luces y electrodomésticos si no son usados.
  4. Las luces LED.
  5. Comprar al mínimo coste (al mayor, en tiendas de segunda mano).
  6. Cuidar de las cosas y repararlas si aún tienen vida útil.
  7. No comprar impulsivamente.
  8. Llevar un control escrito de los gastos.
  9. Hacer listas de prioridades cada mes o cada dos semanas.
  10. Tener presupuestos para cada compra (comida, gastos técnicos, ropa).
  11. Idear planes escritos de ahorro a corto plazo.
  12. Reparar la ropa dañada a mano.
  13. Asistir a eventos gratuitos.
  14. No comprar nada que se pueda adquirir gratuitamente, como libros.
  15. Tener un huerto en el jardín.
  16. No pagar servicios que no se utilicen y reducirlos lo máximo posible.
  17. Pagar deudas a tiempo.
  18. Alquilar habitaciones.
  19. Compartir los gastos con la pareja o un amigo.
  20. Planificar el menú de comidas de toda la semana.
  21. Comer productos más orgánicos como vegetales y frutas.
  22. Congelar la comida que sobra.

Cómo puedes ver, esto no significa un suplicio, son pasos sencillos que se pueden realizar sin problema alguno.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*