Servicio de cuidado de ancianos de noche

cuidado-mayores-madrid

Los cuidadores de personas mayores se tratan de aquellos profesionales cuya labor consiste en prestar su ayuda dentro de los hogares u hospitales, en el momento en que las familias puedan requerir apoyo en relación al cuidado de sus ancianos.

Tipos de cuidadores de ancianos: Formal e informal

Cuando se habla de cuidado de ancianos, es preciso saber distinguir entre las 2 clases de cuidadores que existen, es decir, los formales y los informales.

El tipo formal hace referencia a los cuidadores profesionales formados y cualificados los cuales llevan a cabo su labor a través del sistema sanitario tanto público como privado; mientras que el tipo informal responde al apoyo que ofrecen a las personas mayores sus propios familiares al verse obligados a desempeñar el papel de cuidador, con el fin de suplir las necesidades de algún ser querido que sea dependiente.

Cuidado de ancianos por horas durante el turno de noche

En algunos casos, los ancianos suelen vivir situaciones que podrían terminar en hospitalización y requiriendo un cuidado a lo largo de todo el día e incluso, de acompañamiento y supervisión en la noche.

Y es justamente en ese momento en que muchas familias consideran la idea de contratar los servicios de un profesional que se dedique al cuidado de ancianos por horas. En estos casos resulta esencial saber cuáles son los recursos con los que es posible disponer, y conocer qué necesidades son las que se necesitan cubrir y cómo hacerlo.

Optar por cuidadores de ancianos por horas

Por lo general, los familiares suelen ser quienes plantean la situación de los cuidados que necesitan sus seres queridos; por lo que comienzan a modificar horarios laborales y también realizan turnos a fin de acompañar y cuidar el mayor tiempo posible a su familiar mayor.

Sin embargo, suele ser común que llegue un punto donde la situación les sobrepasa, razón por la cual apostar por contratar a un cuidador por horas para ancianos supone una opción muy apropiada no solo para mejorar el bienestar de adulto mayor, sino también de la familia que se encuentre a su cargo.

¿Qué son y qué realizan los cuidadores de ancianos?

Los cuidadores de ancianos consisten en individuos cualificados, los cuales, después de conocer las necesidades personales de cada adulto mayor y valorar la situación en la que se encuentran, llevan a cabo un plan de cuidados.

Así, se aseguran de ajustar su experiencia profesional a cada caso con el propósito de ofrecer siempre un servicio de cuidado de la mayor calidad, y con totales garantías de seguridad.

Funciones de los cuidadores de ancianos durante la noche

Resulta esencial saber cuáles son las funciones que desempeña un cuidador de ancianos, de modo que sea posible confiar en que la seguridad y el bienestar de las personas mayores, estará en buenas manos al contratar un servicio de cuidado de ancianos.

Por eso, a continuación señalamos las principales funciones de estos profesionales:

Cuidados permanente para el anciano

Por lo que el cuidador se mantiene supervisando continuamente el descanso del anciano, a cuidar a lo largo de toda la noche, ofreciéndole todo lo que requiera para garantizar su bienestar, por ejemplo:

  • Cambio de pañal (si es el caso).
  • Curas
  • Movilizaciones en cama a fin de impedir el desarrollo de escaras.
  • Alimentación oral, bipap o endogástrica, entre otras.
  • Ayuda y acompañamiento al momento de ir al baño.
  • Compartir momentos de insomnio (comunes en adultos mayores).

Supervisa la higiene personal

La asistencia o cuidado nocturno requiere que el profesional se mantenga constantemente supervisando la higiene del anciano, especialmente si tiene absorbentes, ya que en estos casos el control resulta preciso al menos 3 veces a lo largo de la noche para impedir la aparición tanto de trastornos en el descanso, como de pequeñas úlceras causadas por el contacto prolongado con heces u orina.

Controla la alimentación

Es fundamental mantenerse pendiente de la alimentación, sobre todo en el caso de adultos mayores quienes se alimenten a través de vías endogástrica, nasogástrica o que sufran de diabetes.

Y es que debido a que es posible que a lo largo de la noche ocurran bajadas o subidas de azúcar, resulta preciso no perder tiempo y solventar la situación a fin de lograr regular el azúcar presente en la sangre rápidamente.

Controla la medicación y las curas

Podría suceder que, por accidente dentro del hogar o debido a alguna intervención quirúrgica, los adultos mayores requieran de hospitalización y/o reposo en casa y presente úlceras, suturas o alguna otra lesión.

De acuerdo a las zonas en las que se ubiquen, esto supone la necesidad no solo de tener supervisión, sino también de hacer las curas precisas a fin de evitar posibles infecciones que pudieran agravar la situación.

En estos casos, los cuidadores de ancianos se encargan de llevar a cabo las curas con total asepsia y eficacia, fomentando la sanación de las heridas; al igual que se encarga de la administración apropiada de la medicación que deba tomar el anciano a cuidar.

Movilizaciones, traslados

Comúnmente, al estar en cama y dormir, inconscientemente se mueve el cuerpo en busca de una postura que favorezca el descanso. Sin embargo, al presentar poca o ninguna movilidad, es preciso disponer de una persona para lograr moverse.

Los cuidadores de ancianos son esas personas que se encargarán de ayudar a los ancianos e igualmente, facilitarán el traslado hacia las diversas habitaciones del hogar o al salir.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*